Jincho vs Foyone: barras publicitarias

Jincho ya ha sacado dos temas para contestar a Foyone, veremos si el tercero puede colocarse a la misma altura que El síndrome de Anuel.

Foyone

La opinión de Paul Christian (@PaulCCR)

Opinión Paul

Arrimarse al árbol más grande es tan viejo como el ser humano. Reconoció Jincho para este mismo medio que cuando empezó a tirarle beef a Foyone era por simple estrategia publicitaria, y que creía que el malagueño le contestaba ahora, un año después, por el mismo motivo. Hasta Kase.O dejó dicho en uno de sus famosos directos de Instagram que si lo de NPO resultaba ser publicidad sería una jugada maestra. Esto es un negocio y cada uno se gana el pan como puede. Al final todo es marketing, hasta ir en contra del marketing. Qué mejor para poner tu nombre en el mapa que estar al lado de otro gran nombre. Fuenlabrada y Orcasitas también son parte de Madrid. La fama es un círculo cerrado al que acceden quienes mejor saben moverse o los que mejor agenda tienen. Hasta yo escribo para esta web porque sé que publicando bajo mi nombre no me leería ni mi madre.

Con el tono subido y con el respeto perdido este intercambio de golpes de barras está dando sus frutos como mínimo para el disfrute del oyente. El conflicto vende más que el respeto. Tampoco es que el mundo del rap sea el mejor para hablar de mariposas en el estómago. Los bandos se han formado, cada cual se pone en la esquina de su campeón favorito mientras llueven los derechazos. Miles de personas están pendientes de las canciones que sacan en tiempo récord dos raperos que van a machete contra el otro. Por mucho que se intente reinventar el espectáculo el éxito siempre lo marca estar en boca de todos. Si todo esto no resulta ser puro marketing será igualmente una gran campaña publicitaría para el hip-hop en nuestro país.

La vieja escuela contra la nueva. Es cierto que Jincho suena más actual y rapea con el descaro y la insolencia del que quiere asaltar el trono, pero era demasiado pronto para anunciar su autoinvestidura presidencial. El último tema de Foyone tiene demasiados quilates como para ignorarlo. El Presidente está en plena forma, lejos del retiro como había sido aconsejado. Me recuerda todo esto a un gran anuncio que hizo hace años Pepsi; un niño sacaba de una máquina de refrescos dos latas de Coca-cola para colocárselas debajo de los pies y así poder alcanzar el botón de la bebida que realmente quería, la Pepsi. Jincho ya ha sacado dos temas expresamente para contestar a Foyone, veremos si el tercero puede colocarse a la misma altura que El síndrome de Anuel. Porque damos por hecho que el árbitro no va a contar hasta diez y el combate seguirá en marcha.