De un lugar donde decían que triunfar era imposible

De un lugar donde decían que triunfar era imposible

Por Adrián Gómez (@Adri_DMC)

Llámenlo la colaboración del mes, del año, del lustro. Muchos lo harán incluso antes de darle al play. Es indiferente. Puede que no sea el mejor tema que se recuerda, pero desde luego, se me ocurren pocos temas –alguno hay– más importantes y trascendentes en la historia del rap nacional. Me atrevería a decir también del rap hispanohablante, aunque si abrimos la mira seguramente se me cuelen algunos más. Nach y Kase.O juntos sobre un ritmo, en 2018, con el estreno del nuevo y esperado álbum de Nach, coincidiendo con el cierre de la gira más éxistosa que se recuerda de la historia del rap nacional: El Círculo de Kase.O. Sin duda, un momento histórico, que ni por asomo, Javier e Ignacio se imaginaban cuando hace más de 25 años bajaban a un parque a soltar fraseos en corros.

¿Por qué es tan determinante esta colaboración? Quizás porque llega en un momento de esplendor para nuestra música. Dónde la música rap está firmemente asentada, llena salas y tiene millones -sin exagerar, lo dice el amigo You Tube– de oyentes. Tal vez su importancia venga de que en este momento musical tan palpable, el sonido de siempre se ha visto acompañado en este viaje por una amplia variedad de estilos, y era momento de dar el golpe en la mesa. De poner la correa a todos los que predijeron la muerte del boombap, sin saber que Erick Hervé tiraría del carro o que Alex Orellana iba a mandar las modas al cuerno para demostrar el poder de las barras.

Pero volvamos al tema: Kase.O y Nach. Probablemente su importancia venga dada por las parroquias que han ido creando en sus años de dedicación. Esos jóvenes, que ya algunos no son tan jóvenes, que veneraban el sonido puro de ambos artistas pero que pedían a los pies de su walkman algo más. Algo más de Kase.O y Nach. Quizás porque esos no tan jóvenes oyentes, comienzan a forjarse una carrera musical, cómo J.Dose que de niño quería ser Kase. O Arkano que comenzó en el rap por un disco de Nach que le regaló su hermana.

Perdón, volvamos al tema: Kase.O y Nach. Igual este tema es tan importante porque representa la madurez de nuestro género. La cultura que al principio tomaron desde fuera por una moda, y ahora celebra la unión en carne y alma de dos de sus padres. Porque las canas nos recuerdan que este sonido empezó hace más de 25 años con ellos merodeando. Nos recuerdan que no son los únicos, con nombres que aparecen a modo de flashbacks cómo Mucho Muchacho, CPV, VKR, SFDK….Me vuelvo a ir del tema.

Y ya por último, quizás sea tan importante porque gracias a ambos artistas hemos extendido el lazo de unión entre el rap latinoamericano y español.  Gracias a ello, nos interesamos por el sonido de allí, conocimos el sonido de Canserbero y ahora acudimos a los conciertos de Lou Fresco o Residente…..perdón.

Kase.O y Nach. Es imposible no desviarse del tema y, definitivamente, por eso es tan importante. Estos dos iconos de nuestra cultura son culpables principales de que actualmente a ti y a mi nos guste la movida. De que nos leas o escuches. De que ahora podamos degustar grupos cómo Natos y Waor, cómo Rels B, cómo Ayax y Prok. Son culpables, sin duda, de que te hayas atrevido tu también a soltar tus tramos en un papel escuchando El Niño Problemático o Ballantimes. Son culpables de tanto, pero al final, somos nosotros los que les debemos mucho. Nach ft Kase.O, el tema es lo de menos. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *