Los Chikos se piraron y vinieron otros chikos luego

Los Chikos de la Comarka llegan para revivir el rap político de barrio. Desde los tractores y hasta el valle de los caídos.

Hace ya un mes veía la luz el manifiesto fundacional de Los Chikos de la Comarka. Un grupo de rap político que, en gran medida, busca llenar el vacío que quedó en la izquierda más ligada al rap, después de que el 29 de septiembre de 2018 Riot Propaganda pusiera fin a su trayectoria musical en Vallecas. ¡A los tractores! Es el grito de guerra de estos chicos que representan los pueblos y las zonas alejadas de las grandes urbes. Este proyecto es propulsado por el deseo de adoctrinamiento de una juventud perdida, indiferente y cegada a causa de la postmodernidad capitalista, como ellos mismos afirman.

 “Somos los nuevos, pero la misma mierda” proclaman en su primera referencia, en una alusión obvia a la ausencia de Los Chikos del Maíz, y a la clara intención de dar unos nuevos padres al rap político. Siempre es positiva y necesaria la aparición de grupos nuevos que se posicionen sin tapujos, dado el poco compromiso social que vemos en el panorama actual, pero quizá esta sea una aspiración demasiado grande a estas alturas. Tiempo al tiempo. Lo que si sabemos es que no han escogido malos ejemplos dentro de la escena. No solo el nombre te hace recordar instintivamente a los valencianos de la mazorca, el logo del grupo es de hecho el mismo, sin olvidar el Kalashnikov, con un tachón que corrige el viejo nombre por el de Los Chikos de la Comarka. Pero va más allá, la estética no se queda atrás, camisas de cuadros y gafas de sol. Incluso han sacado recientemente un remake de la canción que subió La Tuerka en 2013 de Nega: Llamando a las puertas del cielo, donde es más complicado encontrar diferencias entre ambas versiones que similitudes.

Sin embargo, dejando por un momento la objetividad más o menos junto a la democracia, Marx Plan es sin duda el tema que personalmente más me ha pegado. No ha salido de mi cabeza desde que la escuché y aún me hace sonreír cada vez que la oigo de nuevo. Remake del famoso Gods Plan de Drake donde no falta burla y mofa. Pablo Iglesias y su chalet, El Dilema de Zapatero o acreditaciones de partido de Podemos e Izquierda Unida.

Entre vacile, sarcasmo, crudas verdades y con videoclips que demuestran más buen rollo que medios, lo que les otorga más mérito aún. Estos chavales están consiguiendo expandir poco a poco un mensaje contestatario y siempre necesario.

Texto por Carlos Gónzalez (@Carlosgl_14)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: , , ,