Migos: Mainstream Culture Creators

Migos: Mainstream Culture Creators

Los Migos, o los Migos, como el grupo suele llamarse a sí mismo, no son grandes, son gigantescos. El trio de Atlanta compuesto por Offset, de 26 años, su primo también de 26 años, Quavo, y el sobrino de 23 años de Quavo, Takeoff, han trascendido el hip-hop para convertirse en modeladores de la cultura. Son iconos de estilo que se visten de forma atrevida y ajustada, y suelen llevar seis o siete elaboradas cadenas de diamantes. Ayudaron a crear Dab y lograron que todos, desde Cam Newton, Neymar o hasta tu padre, lo hicieran. Hace un par de semanas publicaron su tercer álbum de estudio, Culture II, justo un año después de Culture, el álbum con el que confirmaron que habían llegado para cambiar el concepto de la música comercial contemporánea escudados en el Hip Hop.

Es posible que los Migos sean el grupo más influyente de todos los géneros en los últimos años. Han desarrollado un estilo de rima distintivo: breves ráfagas de palabras en ritmo de triplete. Kanye y Drake tomaron prestado el que se ha llegado a denominar como Migos Flow; y muchos MCs lo han convertido en su estilo principal. Pero la forma elegante y acrobática en que Migos las hace parece nueva. Algunos puristas de hip-hop se quejan el sonido es robótico y se usa en exceso; y puede que estén en lo cierto, pero suenan como Clint Easwood en «Gran Torino», ladrando a los asiáticos del barrio rifle en mano para que salgan de su jardín.

Hay un meme popular en el que los fanáticos dicen que los Migos son “mejores que los Beatles” y, al igual que los Fab Four, los tres Migos tienen distintas personalidades. Por un lado Quavo es el líder; un líder, carismático y seguro, y rápido para saltar al divertido lenguaje de la calle. Fue un Quatrback estrella en la escuela secundaria que estableció el récord del condado de Gwinnett con el mayor número de juegos completados en un partido, 28. Takeoff (Kirsnick Ball) es el tipo de persona que habla solo cuando realmente tiene algo que decir. Es discreto hasta que llega la hora de rimar, en ese momento explota con energía, es decir, “despega”.

Offset (Kiari Cephus) es más profundo, más serio, tiene la voz grave. Ha tenido problemas con la ley, incluido un arresto por robo y marihuana en 2011. En 2015, todo el grupo fue arrestado por cargos de armas y drogas; Mientras que Takeoff y Quavo consiguieron acuerdos para no entrar en prisión, Offset pasó ocho meses en la cárcel, gracias a sus antecedentes. Esto sirvió para que ciertos círculos le tachasen de criminal, una imagen que él rechaza. Siempre ha manifestado que “No soy un jodido criminal”; que «Era joven y admito haber cometido crímenes cuando era adolescente.» Sin embargo, también dice que su tiempo vendiendo drogas en las calles fue parte de un plan de negocios, una forma de recaudar capital inicial para lanzar Migos.

Migos grabó gran parte de Culture II en medio de una gira mundial, lo que fue un gran cambio para ellos: parte de la salsa secreta de Migos es que graban mucho en sus propios estudios. «Cómodo como en el infierno!» Dicen. De hecho, Offset explica que ‘Bad and Boujee‘ se hizo en su casa, que grabó sus partes con su hijo pequeño sentado en el suelo junto a su pierna. En Sudáfrica, grabaron en un complejo turístico donde los monos caminaban y saludaban.  Componían en medio de la jungla; su patio trasero era la sabana. Todo esto tuvo un impacto en lo que escribieron. Ya que una de las claves del sonido Migos es que nunca escriben sus letras.

Por lo general, los Migos funcionan por separado, luego se dan trozos de canciones que se completan o corrigen. Por ejemplo, a Offset le gusta grabar sus voces sentado en una silla al lado de la consola. A medida que el ritmo se repite una y otra vez, él improvisa sobre eso. Suena muy parecido a James Brown hablando de un disco, la forma en que cortaba una pista rítmica de manera agresiva y, a veces, con sonidos incomprensibles. Algo parecido le ocurre a Offset comienza a escuchar ritmos y las palabras emergen.

Cuando eran más jóvenes, Migos tenía una regla de 20 minutos: no pasarían más tiempo que lo que viene con un verso. Ahora, las pistas tardan un poco más, pero una de las claves como he dicho antes; es que nunca escriben sus letras. Simplemente practican el estilo libre y ven lo que sucede, lo que les permite no pensar demasiado y deja que el instinto y el Flow se encargue del resto. Los Migos piensan mucho sobre el ritmo, sobre cómo posicionar cada sílaba en el lugar correcto y dejando la cantidad perfecta de espacio entre las palabras. Y esto es lo que les ha convertido es verdaderos referentes; ese denominado Migos Flow basado en triplets, algo de lo que hablaremos en las próximas semanas.

Lanzaron su primer mixtape en 2011 y luego obtuvieron su primer éxito dos años después con «Versace». Hoy en día, los Migos se atormentan cada vez que caminan por la calle y gastan dinero como sultanes. El Hip Hop esta en continua evolución y Migos son una de las piedras angulares de este proceso de cambio que estamos viviendo. Más allá de sus atributos musicales, la trascendencia de Migos se aprecia en la manera cómo el grupo ha impactado en la cultura popular actual. El trío ha recogido códigos locales para hacerlos globales: el mainstream estadounidense ha tenido que adaptarse a sus normas, y no al revés.

By Fernando Bustamante (@FerBusta10), from RollingStone USA (rollingstone.com).

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,