Rendidos al Rey: Crónica del concierto de Toteking en Valencia

Toteking, acompañado de su hermano Shotta y del incombustible Dj Nexxa, consolidan LEBRON con un directo lleno de energía, reivindicación y, sobre todo, barras bien afiladas. Los sevillanos aterrizaron en Valencia colgando el cartel de Sold-Out y los afortunados que se hicieron con una entrada disfrutaron de una velada de rap fresco y sin fisuras, empañada solo por los diversos fallos técnicos de la Sala Jerusalem.

Noche de barras afiladas en Valencia

Toteking, acompañado  de  su  hermano   Shotta  y  del incombustible   Dj Nexxa, consolidan LEBRON con un directo lleno de energía, reivindicación y, sobre todo, barras bien afiladas. Los sevillanos aterrizaron en Valencia colgando el cartel de Sold-Out y los afortunados que se hicieron con una entrada disfrutaron de una velada de rap fresco y sin fisuras, empañada solo por los diversos fallos técnicos de la Sala Jerusalem.

Eran las 9 de una anómala fría noche en Valencia y los jóvenes, y no tan jóvenes, que esperaban haciendo cola en el Carrer de Vives Liern se contaban por centenares. Dentro de la sala los valencianos Fuera de Contexto ya estaban listos para calentar los cuellos del respetable con unos cuantos temas de rap crudo. A continuación, y con la sala prácticamente llena, era el turno de uno de los artistas revelación del último año, y de quien el propio Toteking dijo, esa misma noche, que era «la joya del rap valenciano», una joya a la que «había que cuidarlo como oro en paño». Y ciertamente, al Tote no le falta razón describiendo así a Erick Hervé, porque ese M.O.M. que veía la luz el año pasado producido de manera excepcional por Yeke Boy cobra más valor si cabe en directo. El Flow tranquilo de Hervé, combinado con las bases de Boom Bap clásico y barras directas al cuello puso al publico sobre aviso. Las Gambas de Bubba fueron el entrante perfecto para el plato principal de la noche.

Hora y media después de que empezaran a sonar los primeros bombos de la noche, y con la sala completamente llena, Dj Nexxa tomaba los mandos de la sala. Los primeros fallos técnicos no tardaron en llegar y, antes de que todo estuviese listo para despegar, una salida en falso hizo sonar los primeros compases de Puzzle que el público reconoció al instante y se vino arriba para recibir al Rey como se merecía. Sin embargo, la mueca de desconcierto de Nexxa desde detrás de los platos y la interrupción de la música, dejó claro que el show aun no había empezado, pero también que había muchas ganas de Toteking en Valencia.

Ahora sí, todo estaba listo, y un mini Showcase de Nexxa sirvió para que el público olvidase esa salida en falso y puso la sala patas arriba con una lección de Skills a los platos para recibir, por fin, al Rey del Desfase. La primera fue, como no,  «pa´ tos los que le siguen desde que empezó en el 9 6»Los hermanos abordaron el escenario como los hacen los jugadores de la NFL cuando saltan al campo en la Superbowl, esa energía hacía presagiar que la noche iba a ser el mayor espectáculo de la ciudad.

Después de la energética entrada con Woh! (Part2), vino el tema con el que el Tote «se recompuso del disco más flojo de su arsenal»Mi Política, para dar paso a una batería de temas de Lebron, que en directo suenan más potentes si cabe, antes del primer seísmo nostálgico de la noche. Ese terremoto lo provocó el célebre Ni de Ellos ni de Ellas que despertó una sonrisa pícara en en las caras de todo el público, que respondió con un potente balanceo de brazos en alto al son de un Boom Bap que transportaba a la adolescencia.

A partir de ahí los sevillanos crearon la combinación perfecta alternando los clásicos  inmortales, como 1 contra 20 Mc´s, Muchas Gracias o Buum!! (Yo soy el toterreno), con temas recién sacados del horno como Gente TóxicaSube Sube Sube o PeligrosoUna selección de temas perfecta y un tracklist pensado a conciencia, repasando pasado, presente, e incluso, el futuro. Un tracklist ideado para que la sintonía entre público y el trío sevillano crease la atmósfera adecuada para que los asistentes a aquella orgía de bombos, cajas y barras duras salieran de allí siendo conscientes de que el monarca del Hip Hop en España tiene nombre, y ese nombre es Toteking.

Con el Hype por las nubes, el escenario se quedó pequeño para recibir a la «joya»; Erick Hervé no podía faltar en su ciudad. Y se plantó en la tarima para interpretar Fo Da Roots, el corte de su disco M.O.M. y que, como él mismo confesó en directo, «llevo casi un año tocando solo en las salas y por primera vez iba a salir completo». Sin embargo, no fue todo del color de rosas y, de nuevo, la sala no estuvo a la altura de aquella unión de dos generaciones eruditas del Rap patrio. Cuatro intentos fueron los necesarios para que el tema saliese completo en directo por primera vez, desde que se publicara en febrero de 2017. Finalmente, y después de un notable cabreo de Toteking, la simbiosis entre esas dos generaciones fue exquisita y el Fo Da Roots hizo las delicias de propios y extraños. La dupla del año en Valencia y el puto rey del sur convencieron a los que aún no lo sabían.

_MG_8084

Superada la mitad del show era hora de que el Tote hiciera un repaso fugaz por su trayectoria discográfica y, gracias a las hábiles manos de Nexxa, saltó de un tema a otro de manera homogénea haciendo vibrar las gargantas y los cuerpos de los presentes, que no podían evitar la nostalgia al recordar los compases de temas que marcaron su juventud como Poesía Urbana o Vete A Casa. Tras este popurrí sonó, esta vez sí, el clásico contemporáneo con el que el Tote resurgió allá por junio de 2017, los primeros compases de piano de Puzzle, la sala se venía abajo.

La velada se acercaba a su fin con la potencia reivindicativa de Mentiras, «un tema de 2006 pero que doce años después sigue estando presente y es más útil que nunca», proclamaba el rapero, era el momento de «poner las manos bien arriba y levantar la voz por los que no pueden  porque están encerrados por decir lo que piensan» decía el sevillano en alusión a las  últimas sentencias contra raperos como Valtonic o Pablo Hasel. A continuación un adelanto del nuevo trabajo que prepara Shotta con los tramos A capella de los dos hermanos antes de la profunda y sentimental Mi Colega, que el público coreó con un cariño especial, gesto que el Tote agradeció enormemente. Posteriormente sería el propio Shotta en ponerse nostálgico con un tema que se ha convertido en himno, Voy a… antes de levantar los ánimos y sacar a pasear las buenas vibras y sentirnos Como en Casa con Felicidad.

Pasada la media noche, el trio sevillano hizo un conato de retirada para volver a echar el resto con el tema que en apenas unos meses se ha convertido Magnum Opus. Ese tema no es otro que Bratleby & Co. que ponía el broche final a una noche en la que Toteking volvió a demostrar que va a estar dando por culo hasta que muera como Lemmy, así que,  no nos queda otra que venerar al rey.

Imágenes y crónica por Fernando Bustamante (@FerBusta10)

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *