Sin Boyz n the Hood no habríamos tenido Moonlight

El año 2016 nos trajo la explosión artística de Drake y de The Weeknd y la joya llamada El Circulo, de nuestro dios el Javato, pero también llegó en forma de reclamación fílmica una película con una fuerte crítica social llamada Moonlight (Barry Jenkins, 2016), que lejos de parecer no tener nada que ver con la cultura Hip Hop es una cana más, una demostración más de la impresionante madurez que está mostrando esta cultura a la hora de expresarse y rebelerarse contra las penurias y las desigualdades de las zonas urbanas con menos recurso.

Leer más