Sala Apolo

Barna se rinde al Gran Maestro Beodo

H√≠gados, cuellos y palmas sufieron por igual el paso del Maestro Sho-Hai por tierras catalanas. La √öltima Funci√≥n trajo consigo el Funk, seduci√≥ a la gamberra del Punk y deleit√≥ con el rap de siempre a los 1.200 fieles que acudieron a la Sala Apolo. La voz desgarrada de Sergio Bol√≠nguez se apoyaba en los coros de Ossian para soltar los tramos de su √ļltimo LP, combinando con temas de Doble Vida y m√≠ticos de Violadores del Verso.