La historia completa del «Ni de ellos ni de ellas» de Toteking

Toteking publicó en el año 2006 su disco Un tipo cualquiera, en el que se incluían temas tan exitosos como Botines, Mentiras y Ni de ellos ni de ellas. Esta última, «la más importante» de su carrera, esconde varias curiosidades que van ser desveladas en este artículo.

Toteking publicó en el año 2006 su disco Un tipo cualquiera, en el que se incluían temas tan exitosos como Botines, Mentiras y Ni de ellos ni de ellas. Esta última, «la más importante» de su carrera, esconde varias curiosidades que van ser desveladas en este artículo.

Este mismo año, en concreto el pasado 4 de marzo, tuvo lugar el lanzamiento de Búnker, la primera obra escrita de Toteking que podremos tener en nuestras librerías. El contenido se centra en sus memorias, contadas de una forma en las que solo él podría hacerlo, en las que deja ver algunas de las escenas y anécdotas más desconocidas de su vida. Una de las más interesantes, dentro del apartado creativo, tiene que ver con la creación del ya clásico Ni de ellos ni de ellas. La historia es resumida por él mismo en el libro de la siguiente manera:

Me mudé con Paco, salí volando por los aires, escribí una canción del tirón y triunfé como nunca antes lo había hecho.

Búnker, Toteking

En sus memorias cuenta que un día, de la época en la que vivía en Granada junto a su amigo Paco, estaba muy deprimido y decidieron beberse una botella de ron sentados en un muro del Albaicín. Cuanto terminaron, se subieron en la moto de Paco y emprendieron el camino hacia la discoteca Granada 10. Durante el trayecto, algo se cruzó delante de la moto y ambos salieron despedidos. En ese momento, un par de chicos que habían presenciado la caída, ayudaron a levantarse a Tote, al que justo en ese momento se le vino a la cabeza un anuncio argentino de Sprite que le habían enseñado esa misma tarde.

Fue entonces, en el preciso momento en el que se recuperaba de la caída, cuando le vino a la cabeza la idea del Ni de ellos ni de ellas: «Iba a usar la ideología y la simbología de ese anuncio de Sprite para hacer la canción más importante de mi carrera». Al día siguiente, según relata, la resaca y el dolor era monumental, pero encima de la mesa encontró un puñado de servilletas en las que, durante la noche, había estado apuntando ideas y rimas para componer la canción.

Sin duda, le debemos a esas servilletas la supervivencia del tema, que terminó de escribir al día siguiente, cuando no pudo evitar llamar a Big Hozone, de lo contento que estaba, para rapearle por teléfono la canción que acababa de terminar, definida por él mismo como «una canción especial, la primera grande de ese disco, que abrió las puertas de mi confianza y dio comienzo a una racha de canciones troncales que salieron rodadas fácilmente».

Anuncio de Sprite, «tu amigo te tiene ganas»

Con respecto al anuncio en cuestión, sería más preciso hablar de una campaña completa, titulada: «Sprite, las cosas como son». En esa serie de spots publicitarios se representaban ciertos aspectos de las relaciones entre los chicos y las chicas durante la adolescencia y la juventud. El tema concreto de los anuncios aparecía al principio de cada uno de ellos y algunos de sus títulos eran «tu amigo te tiene ganas», «las chicas huelen tu desesperación» o «el amor te vuelve idiota«.

Indagando un poco más, es el momento de tratar la cuestión de la parte puramente musical de la canción, es decir: ¿A qué suena Ni de ellos ni de ellas?. La extraña manera que tenían Toteking y Big Hozone de crear algunos de los beats de ese disco –Un tipo cualquiera– también tiene su espacio en Búnker, así que en este asunto nos limitaremos a responder la pregunta diciendo que Ni de ellos ni ellas suena a la cantante de reggae jamaicana Jennifer Lara y, en concreto, a su sencillo titulado Consider Me, publicado en 1978.

En la sección Back to he classics del programa 5×23 de El V Elemento, repasamos algunos de los discos más destacados de 2006, entre los que se incluye Un tipo cualquiera. Si quieres saber más, no dudes en escuchar nuestro podcast.

Artículo por Víctor Encabo (@Vivercio)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *